04/08/2018

¿Sabes cuál es la diferencia entre una hipoteca y un préstamo con garantía hipotecaria?

¿Sabes cuál es la diferencia entre una hipoteca y un préstamo con garantía hipotecaria?

Seguramente los términos hipoteca y préstamo con garantía hipotecaria no te resulten desconocidos. Sin embargo es probable que no sepas cuál es la diferencia entre estos dos productos financieros. Pues aunque puedan sonar similares lo cierto es que se tratan de conceptos completamente diferentes.

Por este motivo desde Crédito Particular vamos a explicarte cuál es la diferente entre una hipoteca y un préstamo con garantía hipotecaria. ¿Te gustaría saber más al respecto? En ese caso, no dejes de leer el siguiente post. ¡Vamos a ello!

Principales diferencias entre una hipoteca y un préstamo con garantía hipotecaria

Las hipotecas y los préstamos con garantía hipotecaria son dos productos financieros diferentes y que ofrecen distintas alternativas a los prestatarios. Veamos cada uno por separado

Qué es lo que caracteriza a las hipotecas

Las hipotecas o préstamos hipotecarios son productos financieros cuya finalidad única es la adquisición de una vivienda. Este tipo de producto suele ofrecerse por parte de la banca tradicional. Las hipotecas se caracterizan por:

    -Disponer de plazos de devolución muy amplios, pues la adquisición de una vivienda suele ser algo caro. Estos pueden llegar incluso a los 40 años.

    -Ofrecer intereses más ajustados que otro tipo de préstamos.

    -Importes muy elevados. En general cuando nos conceden una hipoteca nos ofrecen hasta el 80 % del valor del inmueble para poder utilizarlo como método de pago.

    -Condiciones más exigentes en cuanto a la solvencia del prestatario. Al tratarse de productos financieros que juegan con cantidades de dinero elevadas es necesario cumplir con unos requisitos económicos muy concretos. Estos productos solo se conceden si se dispone de solvencia económica. Dependiendo de la situación económica del cliente habrá bancos que soliciten como garantía extra la presencia de un avalista. Esto suele suceder cuando el importe solicitado supera el 40 % de los ingresos netos del prestatario.

En caso de que los plazos dejen de abonarse de manera religiosa el banco tiene el derecho y la capacidad de embargar la vivienda para cobrar lo que le queda por ella.

A qué nos referimos cuando hablamos de un préstamo con garantía hipotecaria

Los préstamos con garantía hipotecaria no tienen la misma finalidad que las hipotecas. Estos préstamos se utilizan para realizar pagos de diferente índole. Por ejemplo para hacer frente a una deuda, para adquirir un coche o cubrir cualquier otra necesidad económica. Es decir, que no se utilizan para comprar un inmueble.

Este tipo de préstamos se caracterizan porque:

    -Usan como aval o garantía una vivienda que ya tiene en propiedad el prestatario. A cambio el prestamista suele ofrecer una equivalencia aproximada al 25 % del valor de mercado del inmueble. Es importante conocer su valor neto para saber cuánto dinero podrá solicitar el prestatario.

    -Los intereses son algo más elevados. En los préstamos con garantía hipotecaria los intereses suelen asemejarse más a los de los préstamos personales.

    -Menos exigentes en cuanto a las condiciones económicas del cliente. A diferencia de lo que sucede con los bancos, y a pesar de que se ofrecen cantidades elevadas, las condiciones financieras que se exigen con menos difíciles de asumir que las de las hipotecas. Por ejemplo si se está registrado en un fichero de morosidad o no se tiene una nómina estable, se puede acudir a ellos.

    -Plazos de devolución menos dilatados. Lo normal es que los préstamos con garantía hipotecaria ofrezcan una media de 10 años para la devolución del capital solicitado.

¿Te ha resultado interesante este artículo?

En ese caso no lo dudes y echa un vistazo a nuestro apartado de noticias. Aquí obtendrás información interesante sobre el mundo de las finanzas. A continuación te ofrecemos algún ejemplo:

¿Qué alternativas tengo para pagar la cuota de un préstamo cuando no llego?

Cómo convertirte en prestamista con Crédito Particular

Solicitar préstamo

¡Comprueba ahora si podemos
concedértelo!

Déjanos aquí tus datos de contacto:

Histórico de noticias

  • 17/08/2018
    Quiero contratar un depósito, ¿en qué he de fijarme?

    Es posible que estés pensando en contratar un depósito para obtener cierta rentabilidad de tus ahorros. Si estás en esta situación puede que no tengas claro qué es lo que has de revisar para no correr riesgos. Es cierto que no existe un manual que pueda ayudarnos y ofrecernos todos los turcos. Sin embargo sí que hay ciertas características que podemos observar para contratar un depósito con éxito. Si quieres saber en qué has de fijarte para contratar un depósito, no dejes de leer el siguiente post. Comencemos.


    Leer más
  • 15/08/2018
    ¿Es necesario firmar un contrato en los préstamos entre particulares?

    Una de las dudas más frecuentes que surgen cuando se firman préstamos entre particulares es saber si resulta necesario, o si es obligatorio, firmar un contrato entre ambas partes.

    A pesar de que muchas veces este tipo de préstamos se realizan entre personas que se conocen, lo más adecuado en todos los casos es redactar un contrato. En Crédito Particular te vamos a explicar el por qué. Si quieres saber más sobre este tema no dejes de leer el siguiente post.


    Leer más
Ver más