Imagen cabecera

Préstamos hipotecarios

Préstamos de capital privado

Préstamos hipotecarios y créditos con garantía hipotecaria

Cunado acudimos a una entidad financiera a solicitar dinero a veces podemos encontrarnos con productos que tienen un nombre similar. Esto es lo que sucede con los préstamos hipotecarios, o hipotecas, y los préstamos con garantía hipotecaria.

Si nuestra intención es comprar un inmueble tendremos que solicitar una hipoteca. Sin embargo, si lo que necesitamos es dinero para hacer frente a diferentes tipos de necesidades económicas deberemos de buscar un crédito o préstamo con garantía hipotecaria.

En el caso de Crédito Particular, empresa de capital privado que opera en España desde el año 2012, somos expertos en préstamos con garantía hipotecaria. Ayudamos a todo tipo de clientes a que consigan, de manera rápida y segura, una cantidad de dinero elevada para hacer frente a cualquier tipo de necesidad económica. Ya sea la reunificación de deudas o hacer una reforma de envergadura.

Consigue tu préstamo hipotecario

  • Préstamos a partir de 6.000€ (mínimo).
  • Sin límite de capital.
  • Imprescindible una propiedad como garantía.
  • Hasta 10 años de devolución.
  • Cómodas cuotas mensuales.
  • No importa Asnef.
  • Respuesta en 1 hora.
  • No importa nómina ni si está en paro.
  • Sin pagos por adelantado.
  • Carencia de hasta 5 años.
  • No cobramos nunca por adelantados.
  • No tiene que justificar sus ingresos.

Fácil, rápido y seguro

Rellena el formulario o llámanos!

Solicitud

Solicitud de préstamo

Pre-aprobación del préstamo en tan sólo unos minutos

Estudio en
10 min

Estudio en 10 minutos

Comprobación de la documentación y aprobación final

Envío de
documentación

Envío de documentación

Recopilación de todos los datos y tramitación del préstamo

Preparación
de firma

Preparación de firma

Informe de tasación por una empresa regulada por el Banco de España

Tasación

Tasación

Tu préstamo disponible en 72 horas

Firma

Firma

Contacto

Solicitud de préstamo

Contacta con nosotros para tener más información sobre nosotros y nuestros servicios

Si necesito dinero rápido, ¿los préstamos con garantía hipotecaria pueden ser la solución?

Si necesitas cantidades elevadas de dinero con intereses que se adapten a ti y plazos de amortización dilatados, los préstamos con garantía hipotecaria son sin duda tu producto financiero.

Estos préstamos te dan la posibilidad de obtener cantidades ilimitadas de capital para poder resolver cualquier tipo de situación financiera que te preocupe. El funcionamiento de estos préstamos es bien sencillo.

  • Necesitas disponer de un inmueble en propiedad. La condición principal para poder conseguir un préstamo con garantía hipotecaria es ser propietario de un inmueble. Este debe de estar libre de cargas e hipotecas. O bien que la hipoteca que pesa sobre dicha propiedad esté prácticamente resuelta. Es necesario que sea susceptible de venta y puede utilizarse cualquier tipo de propiedad. Ya sea una plaza de garaje, un terreno, una nave industrial, un local comercial o una vivienda.
  • Obtener capital prácticamente ilimitado. A diferencia de otro tipo de préstamos en los de garantía inmobiliaria el límite de dinero a solicitar está marcado por el valor de la propiedad. En el caso de Crédito Particular te ofrecemos cantidades a partir de los 6.000 € y hasta cubrir el 25 % del valor de mercado de tu inmueble. Es decir, que no te obligamos a obtener un máximo de dinero. Sino que el valor de propiedad será la que marcará dicho tope.

Tendremos que averiguar su valor de mercado. Y precisamente porque el valor de mercado del inmueble es el que marca el capital que podemos ofrecerte, es necesario realizar una tasación del inmueble. En el caso de Crédito Particular nosotros nos encargamos de todo. Tú no tendrás que hacer nada. Contactaremos con una empresa oficial, regulada por el Banco de España, para que lleve a cabo esta tasación. Una vez averigüemos cuánto cuesta tu propiedad sabremos hasta qué máximo podemos llegar.

¿Para qué puedo utilizar el dinero de un préstamo con garantía hipotecaria?

Utilizar el dinero de un préstamo con garantía hipotecaria

A diferencia de lo que sucede con las hipotecas o créditos hipotecarios, el dinero que se obtiene con un préstamo de garantía hipotecaria se puede usar para cualquier cosa. Lo que da al prestatario una gran oportunidad de obtener capital ilimitado con condiciones muy interesantes para él. Entre los usos más frecuentes que se da a este tipo de préstamos destacan los siguientes:

  • Reunificar deudas. Es bastante frecuente que con el paso del tiempo terminemos acumulando diferentes tipos de deudas que nos obligan a gastar mucho dinero cada mes. Tanto en amortizarlas como en el abono de los intereses. Cuando la cantidad de deudas es demasiado elevada y ya no sabemos cómo hacerlas frente, antes de caer en impagos una buena solución es reunificar deudas. Es decir, crear un nuevo préstamo en el que agrupar todas estas deudas en un solo pago y con un interés único.
  • Abrir un negocio o invertir en su expansión. La crisis ha obligado a gran cantidad de ciudadanos a emprender. Para muchos ha sido la excusa perfecta para poder trabajar en aquello que les gusta. O para obtener beneficios de aquello que conocen. El alta de autónomos y la creación de nuevas empresas desde 2008 se han disparado. Sin embargo poder recorrer este camino tan complejo en España requiere de una buena financiación. Tanto para dar los primeros pasos como para una posible expansión. Los préstamos con garantía hipotecaria pueden ofrecer de manera rápida ese capital extra que necesitaos para crecer.

Y también…

  • Poder recibir una herencia. Por desgracia tarde o temprano debemos de enfrentarnos a esta situación. El fallecimiento de un ser querido es un proceso duro y con enormes trabas financieras a la hora de recibir una herencia. Hasta tal punto que nuestro país es uno de los lugares donde más herencias se rechazan por falta de fondos. Obtener dinero rápido en estos casos es vital. Pues hay que pagar los impuestos asociados al cobro de la herencia en unos seis meses. Además las cantidades suelen ser bastante elevadas. Sobre todo si por medio hay viviendas. Los préstamos con garantía hipotecaria son perfectos para solucionar estas situaciones.
  • Evitar embargos o deudas de gran calibre. Gracias a este producto financiero podemos obtener mucho dinero en poco tiempo. Lo que nos permite evitar situaciones económicas que pueden resultar desastrosas. Como por ejemplo parar una orden de embargo sobre nuestra vivienda o resolver deudas de gran calibre.
  • Salir de listas de morosidad. Es probable que no hayamos sido capaces de evitar en un momento dado que nuestro nombre acabe en un fichero de morosidad. Como por ejemplo Asnef. En estos casos nuestra situación crediticia empeora tanto que nos denegarán préstamos en todas las entidades financieras tradicionales. De ahí que resulte imprescindible resolver esta situación lo antes posible. Los préstamos con garantía hipotecaria son un método infalible con el que obtener el capital necesario para salir de la lista de morosidad de forma rápida y eficaz. Esto nos ayudará a limpiar nuestro expediente financiero y a tener acceso a otros métodos de financiación. Por ejemplo la concesión de una hipoteca para la compra de una vivienda.

¿Qué tengo que hacer para pedir un crédito con garantía hipotecaria?

Pedir un crédito con garantía hipotecaria

En el caso de Crédito Particular obtener un préstamo con garantía hipotecaria se caracteriza por la sencillez de sus trámites. Somos conscientes de lo difícil que puede resultar solicitar un crédito. Sobre todo si acudimos a un banco. De ahí que apostemos por la transparencia, la rapidez y la eficacia.

Para obtener tu crédito con garantía hipotecaria solo necesitas:

  • Ser propietario de un inmueble. Para poder acceder a un préstamo con garantía hipotecaria es imprescindible disponer de una propiedad. No hay que olvidar que la propiedad funciona como garantía en este préstamo y que ha de estar libre de cargas e hipotecas.
  • Saber en qué vas a usar el dinero y qué plazos te interesan más para devolverlo. Antes de comenzar a solicitar información es importante tener las ideas claras y saber para qué queremos el dinero. Lo mejor es sopesar cuánto vamos a necesitar, para qué, con qué urgencia, en qué cuotas nos gustaría devolverlo y en cuantos años. De esta manera será mucho más sencillo que nos orienten sobre el producto perfecto para equilibrar nuestra situación financiera.
  • Contactar con nosotros. Una vez tengamos claros todos estos conceptos, o al menos una idea bastante aproximada, será el momento perfecto para contactar con nosotros. Ya sea por medio del formulario que tienes en esta misma página web. O bien llamando al número de teléfono 930 13 04 16. En el caso de Crédito Particular contamos con expertos tanto en el sector financiero como jurídico. Para que, además de obtener el dinero que necesitas, dispongas de asesoramiento durante toda la vida de tu préstamo.
  • Recibir la pre-aprobación del préstamo. Lo normal cuando se solicita un crédito es que se tenga cierta urgencia para recibir el dinero. Por tanto tener que esperar durante semanas a que nos digan si vamos a obtener el capital es un auténtico incordio. Sin embargo esto resulta bastante frecuente en el caso de los préstamos que conceden los bancos. Al tener que presentar mucho más papeleo y ser más exigentes con las condiciones los procesos se dilatan en el tiempo. En nuestra empresa de capital privado esto no te sucederá. Sabemos lo importante que es la rapidez cuando se tiene que afrontar alguna deuda. Por este motivo en tan solo 10 minutos sabrás si tu préstamo ha sido pre-aprobado.

En cuanto a los últimos pasos…

  • Comprobar toda la documentación para preparar el contrato. Ahora que ya sabemos que tu préstamo ha sido preconcedido es el momento de reunir toda la información necesaria para poder formalizar el contrato. No te preocupes pues no será necesario que des grandes paseos o que faltes a tu puesto de trabajo para poder conseguir los datos. Solo necesitaremos:
    • Fotocopia del DNI
    • Una fotocopia de la cuenta corriente en la que deseas que realicemos el ingreso del dinero
    • La Nota Simple del Registro de la Propiedad que podrás tramitar a través de internet. La recibirás en tan solo 24 horas en tu cuenta de correo electrónico.
    • El último recibo del IBI
    • Y para terminar una fotocopia de las escrituras
  • Llevar a cabo la tasación oficial del inmueble. Como hemos explicado unas líneas más arriba debemos de conocer el valor real de mercado de la propiedad para saber cuánto dinero podemos ofrecerte. Nosotros nos encargaremos de todo.
  • Proceder a la firma ante notario. De este modo no solamente cumplimos con la legislación vigente, sino que puedes aprovechar para resolver cualquier duda que todavía te quede sobre el préstamo. Como queremos que tu tranquilidad sea completa podrás seleccionar la notaría o experto que prefieras.

¿Cualquiera puede solicitar un crédito con garantía hipotecaria?

Inicialmente cualquier persona que disponga de un inmueble en propiedad libre de cargas e hipoteca podrá solicitar un crédito con garantía hipotecaria. No importa si estás en Asnef o si tu CIRBE no es el más adecuado. Tampoco habrá problema si no tienes una nómina estable.

¿Qué ventajas tienen este tipo de préstamos frente a otras modalidades de crédito?

Ventajas de los préstamos con garantía hipotecaria

Los préstamos con garantía hipotecaria de Crédito Particular ofrecen una serie de ventajas muy interesantes para los usuarios. Entre las más importantes podríamos destacar sin duda las siguientes:

Dinero en un tiempo récord

En un máximo de 72 horas una vez formalizado el contrato obtendrás tu préstamo. Independientemente de lo elevada que pueda llegar a ser la cantidad pactada. De este modo podrás resolver cualquier inconveniente financiero de manera rápida. Sin tener que esperar meses para que te den el dinero.

Capital a la altura de tus necesidades

Consigue desde 6.000 € hasta un máximo equivalente al 25 % del valor de mercado del inmueble. Sin duda una de los mayores problemas cuando solicitamos un préstamo es no conseguir el suficiente dinero o tener dificultades para lograrlo. Con los préstamos de garantía hipotecaria el límite lo marca el valor de la propiedad. Por tanto cuanto más elevado sea este, mayor será el dinero que podemos recibir.

Ideal para clientes con una situación financiera compleja

No importa si estás en Asnef o cualquier otro fichero de morosidad, como por ejemplo RAI. Tampoco es un problema si tu nómina no es estable. Ni siquiera si tu CIRBE no es muy adecuado. Podrás disponer de tu crédito con garantía hipotecaria aunque tu situación financiera no sea la más adecuada. A diferencia de lo que te puede suceder con un banco. Donde las exigencias crediticias son mucho mayores. Consulta con nosotros las condiciones de préstamo para obtener la solución perfecta a tus necesidades financieras.

Plazos de amortización amplios combinados con cómodas cuotas de pago

Podrás amortizar tu préstamo junto con los intereses en un mínimo de 1 año y un máximo de 10. De esta manera obtendrás unas cuotas holgadas con las que llegar a fin de mes sin problemas. Olvídate de plazos de amortización exprés. Además, si lo necesitas, puedes consultar a nuestros expertos por el periodo de carencia parcial para que el pago del préstamo te resulte todavía más cómodo.

Sin adelantar dinero

Es probable que hayas visto en alguna página web de prestamistas o empresas de capital privado que te solicitan adelantar dinero para obtener tu crédito. Desconfía de este tipo de tácticas pues son completamente ilegales en nuestro país. En Crédito Particular jamás te pediremos ni un céntimo por adelantado. Obtendrás tu préstamo en el tiempo pactado y bajo la más estricta legalidad.

Sin productos vinculados

Seguramente estés familiarizado con las prácticas de los bancos a la hora de prestar dinero. Lo más frecuente de este tipo de entidades financieras es que te obliguen a abrir una cuenta con ellos. O bien que tengas que trasladar tu nómina, comenzar a usar una tarjeta de crédito o llevar algunos de tus recibos a su banco. Sin hablar, por supuesto, de la obligación de contratar diferentes productos en los que no estamos interesados. Por ejemplo seguros de vida o de hogar que probablemente no son los más adecuados para nosotros, sino más bien para el banco. Con Crédito Particular esto no te pasará. Nuestros préstamos carecen de productos vinculados. Nunca te pediremos que cambies de banco o contrates otro producto con nosotros.

Sin trámites interminables

En Crédito Particular somos conscientes de la necesidad de facilitar la vida a los clientes. Y esto empieza por ofrecer trámites sencillos para poder solicitar créditos. Podrás solicitar y enviar toda la documentación necesaria para la concesión de tu préstamo a través de internet. Sin que tengas que desplazarte a ningún lugar para obtener los papeles o para entregarlos. Todo desde la comodidad de tu hogar.

Operamos desde la más estricta legalidad

Es muy importante que acudamos siempre a empresas que son completamente legales y cumplen a rajatabla la ley. Como es el caso de Crédito Particular, empresa regulada por el Ministerio de Sanidad y Consumo cuyo número de inscripción es el 439/2013.

¿Qué entidades de crédito ofrecen préstamos con garantía hipotecaria?

Entidades de crédito que ofrecen préstamos con garantía hipotecaria

Para obtener estos créditos es necesario contar con una garantía hipotecaria. Hay que recordar que la finalidad de estos préstamos no es comprar una vivienda sino obtener dinero para cubrir otro tipo de gastos.

Tanto las entidades tradicionales como las empresas de capital privado y prestamistas particulares ofrecen este tipo de créditos. Sin embargo los requisitos para obtener el capital no serán los mismos. Estos variarán considerablemente dependiendo de a quién acudamos.

  • De esta manera, si solicitamos un préstamo con garantía hipotecaria al banco lo normal es que las condiciones para la contratación sean mucho más restrictivas y lentas. Por ejemplo, en el caso de la banca tradicional nunca nos concederían este o cualquier otro préstamo si figuramos en Asnef o no tenemos una nómina estable.
  • En el caso del resto de intermediarios financieros, como por ejemplo las empresas de capital privado como Crédito Particular, solo será necesario demostrar que disponemos de una propiedad libre de cargas e hipoteca que podremos utilizar como garantía. Este requisito, junto con la mayoría de edad y la residencia en España, será suficiente para obtener la pre-aprobación del préstamo.

Los préstamos con garantía hipotecaria son una manera eficaz de conseguir dinero rápido y en cantidades elevadas. Sin embargo hay que realizar estas solicitudes con cabeza. No olvides que no deja de tratarse de un préstamo cuyo importe hemos de devolver de manera íntegra junto a los intereses. ¿Qué quiere decir esto? Que si no estamos seguros de poder hacer frente a la deuda es mejor no adquirirla. Recuerda que la garantía con la que juegas es tu inmueble. Y que en caso de no cumplir con lo establecido por contrato puedes terminar perdiéndolo por medio de un embargo. Siempre habrá oportunidad de renegociar las condiciones con el prestamista. Pero de todos modos, si sabemos que no vamos a ser capaces de cumplir con los pagos es mejor no pedirlo.

¿Qué requisitos he de cumplir para solicitar un crédito con garantía hipotecaria?

Requisitos para solicitar un crédito con garantía hipotecaria

Los requisitos para obtener este tipo de dinero son bastante sencillos. De hecho precisamente una de las principales ventajas de estos productos son las facilidades que dan los prestamistas para obtener estos créditos. A grandes rasgos solo necesitarás:

  • Ser propietario de un inmueble. Recuerda que este debe de estar libre de cargas e hipotecas. Ha de ser susceptible de venta. En caso de tener todavía una hipoteca esta debe de estar amortizada por lo menos al 80 % para que se te conceda uno de estos créditos.
  • Ser mayor de edad. En general este requisito es imprescindible para solicitar cualquier préstamo. En nuestro país solo se conceden estos productos financieros a los mayores de edad. Incluso algunas empresas de crédito aumentan la edad mínima a los 21 o 25 años.
  • Residir en España. Si quieres obtener un préstamo con garantía hipotecaria en nuestro país es necesario que residas aquí. En caso de que no seas residente en España tendrás que solicitar créditos en tu país de residencia.

Recuerda que para solicitar este tipo de préstamos no es necesario que ofrezcamos explicaciones acerca de nuestros ingresos o su origen. Es decir, que podemos acceder a financiación aunque carezcamos de un aval o de una nómina regular. Siempre que dispongamos de esa propiedad para poder utilizarla como garantía.

Diferencias entre un préstamo con garantía hipotecaria y una hipoteca o préstamo hipotecario

Diferencias entre un préstamo con garantía hipotecaria y un préstamo hipotecario

Si has buscado alguna vez un préstamo asociado a un inmueble te habrás encontrado con productos financieros que son muy fáciles de confundir entre sí. Sin embargo son completamente diferentes unos de otros. Y es importante comprender en qué se distinguen para no contratar algo que no sea lo que estábamos buscando.

Por este motivo vamos a continuación vamos a ofrecerte un repaso sobre cada uno de estos productos financieros que pueden generarte ciertas dudas.

Los préstamos con garantía hipotecaria

Cuando hablamos de ellos préstamos con garantía hipotecaria lo hacemos para referirnos a aquel producto financiero que utiliza como garantía un inmueble en propiedad. Estos son precisamente los préstamos en los que nos hemos especializado en Crédito Particular.

Este inmueble ha de reunir una serie de características básicas para poder usarse a tal fin. Estas son:

  • Que sea de nuestra propiedad.
  • Que esté libre de cargas.
  • Que carezca de hipoteca o esta esté prácticamente finiquitada.

La finalidad de este producto es completamente distinta a la de una hipoteca o préstamo hipotecario.

  • Finalidad diferente a la de las hipotecas. Cuando acudimos a los préstamos con garantía hipotecaria buscamos obtener una gran cantidad de dinero para hacer frente a diferentes situaciones financieras. Puede que tengamos que reunificar deudas, que debamos de plantar cara a un imprevisto económico. Que queramos realizar una reforma en casa. Que tengamos que hacer frente al impuesto de sucesiones, etcétera. Las hipotecas, sin embargo, se solicitan para la compra de una vivienda, no para obtener dinero.
  • Las cantidades que podemos conseguir con un préstamo con garantía hipotecaria son verdaderamente elevadas. De hecho el límite solo será marcado por el valor real del inmueble que se use como garantía. En el caso de Crédito Particular te ofreceremos hasta un 25 % de dicho valor de mercado. Por tanto si tu inmueble es muy caro la suma que vas a recibir va a ser verdaderamente alta.
  • En cuanto al periodo de amortización los préstamos con garantía hipotecaria ofrecen plazos muy elevados, pero no tanto como los de las hipotecas. En nuestro caso podrás amortizar tu préstamo desde un mínimo de 1 año hasta un máximo de 10.

Otra de las diferencias entre este producto y un préstamo hipotecario son los intereses. Normalmente los intereses de un préstamo con garantía hipotecaria son algo más elevados puesto que el riesgo que sume el prestamista es mucho mayor.

A la hora de solicitar un préstamo con garantía hipotecaria debemos de saber…

  • Que los ofrecen diferentes tipos de entidades de crédito. Las empresas de capital privado, los prestamistas privados y los bancos pueden ofrecerte un préstamo de capital privado. En el caso de acudir a una entidad bancaria lo normal es que los requisitos que nos exijan sean mucho más difíciles de cumplir que los que ofrecen el resto de intermediarios. Además el proceso suele ser mucho más lento debido al papeleo. Por lo que si necesitamos dinero rápido y asegurado lo mejor es acudir a las empresas de capital privado.
  • Ser conscientes de que usamos nuestro inmueble como garantía. ¿Qué significa esto? Que si no somos capaces de pagar las cuotas a las que nos hemos comprometido el prestamista podrá proceder al embargo de la propiedad para cobrar el dinero que le falta por recuperar. De ahí que sea tan importante, tanto con este tipo de préstamos como con cualquier otro, estar seguros de nuestra capacidad de cumplir con el prestamista. Nunca hemos de aceptar un crédito si no vamos a poder pagar las mensualidades de manera religiosa.

Las hipotecas

La hipoteca es un producto financiero completamente distinto a los préstamos con garantía hipotecaria. La principal diferencia entre ambos es la finalidad del dinero. Mientras que el préstamo con garantía hipotecaria sirve para obtener dinero con el que cubrir distintos tipos de necesidades económicas. La hipoteca sirve exclusivamente para comprar una vivienda.

Dentro de las hipotecas puedes decantarte por diferentes tipos según el interés. De este modo podrás contratar una:

  • Hipoteca de interés fijo. Este tipo de hipoteca se ha puesto muy de moda tras la burbuja inmobiliaria que estalló en 2008. Pues uno de los principales problemas que sufrió la gente es que los intereses de sus préstamos hipotecarios se dispararon de tal manera que fueron incapaces de hacer frente a los pagos. En el caso de las hipotecas con interés fijo sabes siempre cuánto vas a pagar de intereses durante toda la vida del préstamo. Lo que te permite hacer un plan de ahorro más exhaustivo. Al no poder beneficiarte de posibles bajadas de interés suele ser algo más cara que la mixta pero también más segura.
  • bien una de tipo mixto o variable. En este tipo de hipotecas se juega completamente de manera diferente. Parte del préstamo se establece con un interés fijo. Normalmente los 5 primeros años. Y el resto del préstamo a un interés variable. Es decir, que las fluctuaciones pueden suponer un cambio positivo o negativo en la cuota mensual que vamos a pagar por la hipoteca.

Por tanto las hipotecas…

  • Son un producto financiero cuya finalidad es la de adquirir una vivienda
  • Suelen tener plazos de amortización mucho más amplios puesto que el importe que ofrece el banco por ellas es superior al de un préstamo con garantía hipotecaria. Mientras que con estos puedes obtener hasta el 25 % del valor del inmueble, con la hipoteca conseguirás hasta el 80 % de su valor. Los plazos de algunos bancos llegan incluso a los 40 años.
  • Intereses muy ajustados. En general los intereses de este tipo de producto financiero son más reducidos que los de los préstamos con garantía hipotecaria.
  • Muy exigentes con las condiciones de contratación. Si quieres una hipoteca con la que comprar un inmueble deberás de demostrar tu solvencia económica a todos los niveles. Al tratarse de cantidades tan elevadas de dinero el banco no se la juega. Por este motivo las condiciones de contratación son muy exigentes.

No esperes más para contactar con nosotros

Contacta con nosotros

Como ves las ventajas de los préstamos con garantía hipotecaria son muchas. De hecho es uno de los productos financieros más solicitados debido a sus elevados ingresos, su rapidez de concesión de crédito y sus amplios plazos de amortización.

Si tienes claro que necesitas dinero de manera urgente y en una cantidad considerable no lo dudes y contacta con nosotros. Desde Crédito Particular estaremos encantados de asesorarte y ayudarte en todo momento a tomar la decisión más adecuada para solucionar tu situación financiera.

Recuerda que nuestro equipo está formado por expertos a nivel legal y financiero. De ahí que nuestra labor de asesoramiento sea completa desde el comienzo del préstamo hasta su finalización.

No olvides que podrás contactar con nosotros:

  • Llamando al número de teléfono 930 130 416
  • Rellenando el formulario de contacto que encontrarás en esta misma página web. Cuanto más precisa sea tu solicitud más sencillo nos resultará encontrar la solución adecuada para tu caso.
Contacto

Solicitud de préstamo

Contacta con nosotros para tener más información sobre nosotros y nuestros servicios

Deja un comentario

Scroll Up