prestamos entre particulares

Préstamos entre particulares

Créditos particular .com

No sabemos cómo hacer frente a una deuda, entonces acudimos al banco para que nos conceda dinero a plazos. Resulta que la institución da una negativa porque desde su punto de vista, somos personas insolventes. Entonces,¿qué hacer? ¿Cómo obtener solvencia para dejar de tener impagos, y salir de un círculo vicioso que parece no tener fin? Hay varias respuestas posibles. Con los avances tecnológicos, mejor será decir adiós a las multitudes en las cajas de ahorro, el llenado engorroso de solicitudes, el tedio de esperar respuesta. Actualmente Internet se ha puesto al servicio del universo de las finanzas con la prestación de una manera nueva de obtener efectivo ya.

¿Cuál es el nuevo método de préstamos particulares?

Diversas entidades –por lo general, a través de un simple trámite en la Web- hacen las veces de mediadoras entre particulares urgidos de dinero e inversores anónimos que otorgan los fondos. Se trata de préstamos entre particulares, operaciones de tipo financiero que por estar al margen de la banca, presenta reglas diferentes. Hablando a grandes rasgos, se puede afirmar que resultan más amoldables a la condición económica de los consumidores y prescinden de gestiones pesadas, retrasos, turnos y papeleo. Otorgan a partir de 6.000 euros y un capital máximo de 150.000, solamente con documento, número de cuenta bancaria y el título de propiedad de una vivienda. Lo más importante es que la cantidad requerida se tiene en mano solo un par de horas después de haberse aprobado el pedido.

El cliente tiene derecho a que le sea entregado en efectivo un importe equivalente al 20% del valor actual del inmueble. Aclaramos que es imprescindible que el bien en cuestión se halle totalmente libre de hipotecas y cargas sin pagar. Pero no hace falta que el mismo beneficiario sea el dueño, también puede hacer las veces de garantía un pariente o amigo. Esta es la única exigencia inexcusable para alcanzar el capital: el resto de las condiciones no interesa. Por ejemplo, los creditos entre particulares no consideran como causa de negación del dinero el hecho de que el cliente aparezca en Asnef o RAI. Lo mismo si es incapaz de justificar sus ingresos, está de paro y por ende no tiene nómina, o bien esta resulta nimia como para comprobar que se va a poder pagar el préstamo en un futuro. Igualmente sucede con quien haya sido incluido en cualquier fichero de deudores o no pueda presentar avales de terceros.

A este respecto ¿de qué manera se cancela el empréstito? En cuotas que son variables según las necesidades del cliente; las mismas parten del año y pueden alcanzar los 15, incluyendo un servicio de refinanciación de deuda. Por 0,25% en concepto de mora, el cliente puede demandar nuevos plazos de pago cuando la deuda haya cumplido al menos el primer año. En lo que concierne a las TAEs, es importante considerar que todos los cargos que gravan estos créditos entre particulares se establecen siempre teniendo en cuenta la solicitud del cliente. Depende del capital pedido y de los plazos de pago deseados el importe que se deberá abonar. Hay que recordar que como se trata de una operación financiera al margen de la banca, las tasas de intereses difieren de las oficiales.

Préstamos particulares totalmente legales

Si bien los préstamos entre particulares se gestionan de manera distinta, eso no implica que no sean legales. Muchas personas, por desconocimiento, desconfían de estas transacciones; no obstante, hay muchas leyes que proveen un marco normativo bajo el cual se encuadran estos créditos. Las mismas establecen, por ejemplo, que todos los conceptos de comisiones e intereses deben figurar en el contrato y el cliente tiene derecho a conocerlos antes de la rúbrica. Además, es obligatorio presentar al usuario al menos 3 ofertas vinculantes cuando va a contratar el servicio, a fin de que pueda elegir la opción más conveniente posible en el mercado en ese momento. Para su comodidad, el paso final de todo el trámite se hace en un estudio notarial de su misma ciudad de residencia.

Trabajamos en el 100% del territorio español, por tanto no hace falta trasladarse para poder encontrar la financiación que se busca. Los préstamos particulares nacieron con el desafío de cubrir todo el espectro del mercado español y poner al alcance de la mayor cantidad posible de consumidores una herramienta crediticia eficaz. El modo de pedir el dinero es bien simple: accediendo a la página web y completando una ficha online, luego enviando la solicitud. Este procedimiento está pensado para que el inversor pueda analizar al momento, prácticamente de manera instantánea, el pedido del cliente y dar pronta respuesta. De ese modo el usuario sabe rápidamente si su requerimiento ha tenido aceptación o no. Otra forma de conseguir el capital es hablar con un operador contactándonos al 93 013 04 16.

Requisitos básicos de los préstamos

Los requisitos básicos de préstamos particulares para obtener la cantidad deseada es ser mayor de edad, residente en el país y contar con la escritura de la vivienda. De todos modos aconsejamos resolver las dudas e informarse bien antes de dar concreción al pedido.

Rapidez, simpleza, eficacia distinguen a los préstamos entre particulares de las operaciones financieras conocidas. Teniendo en cuenta la situación de la mayor parte de los consumidores a nivel nacional, se ha desarrollado un servicio acorde a los requerimientos de inmediatez y facilidad. Otro punto importante a mencionar es que, siempre teniendo en consideración la privacidad de los clientes, sus datos personales no son divulgados, ni se estudia su nómina ni sus actividades económicas, como así tampoco se pregunta adónde va el dinero que se pide. El trámite de los préstamos particulares es en primera instancia anónimo, porque se hace por Internet o por teléfono; gracias a eso, el cliente no pasa apuros si recibe una negativa. Y aparte, no hay que moverse de casa para dar marcha adelante a la gestión. Al inversor simplemente le interesa ofrecer una opción de pago acomodable al presupuesto del cliente para que este pueda cumplir debidamente con los plazos. El resto, es cosa suya.

Solicitar préstamo

¡Comprueba ahora si podemos
concedértelo!

Déjanos aquí tus datos de contacto:

Últimas noticias