prestamos capital privado

Capital privado

El capital privado está a la orden del día ya que, a veces, pagar una deuda puede convertirse en algo increíblemente engorroso. Cuotas interminables, intereses abusivos, impagos y el consecuente registro en un archivo de morosos. Muchas personas, por no pasar por todo esto, buscan acudir a familiares y amigos que presten el dinero, pero no siempre está disponible esa vía. Sin embargo hay ciertas empresas de capital que buscan hacer las cosas más fáciles para el cliente, en vez de complicarle la vida. Opciones amoldables al presupuesto y a las necesidades de cada uno, con miras a ayudarlo a llegar a fin de mes o enfrentar gastos sin tener que salirse de molde.

En lo que a financiación respecta, no todo está dicho. Los bancos, cajas de ahorro y entidades financieras comunes no son las únicas alternativas disponibles al momento de obtener solvencia. Otra oferta viene siendo sostenida –cada vez con mayor éxito- por compañías que generalmente operan online y cuentan con servicios flexibles para los distintos consumidores. Las entidades en cuestión trabajan con inversores de capital, es decir, personas que ponen su dinero a disposición de otros particulares, y como contraprestación exigen el pago de intereses; todo esto sin que medie ningún banco.

Tipos de capital privado

La modalidad consiste concretamente en un préstamo de tipo hipotecario, lo que significa que para poder tener el dinero hay que colocar en garantía un bien inmueble. El mismo determina la cantidad a solicitar, que puede alcanzar hasta el 20% del valor actual de la vivienda. El dueño de la misma puede ser ya el mismo beneficiario del crédito, u otra persona de su círculo. Con la escritura, podrá conseguir un préstamo de capital a partir de 6.000€ y hasta 150.000 euros en efectivo, depositados en la cuenta corriente empleada habitualmente por el cliente, en unas pocas horas.

Devolución del capital

El capital presenta modos de cancelación similares a los de los bancos, es decir, que ofrece planes en cuotas. Estas pueden variar en plazos desde 1 a 15 años considerando la necesidad del usuario. No hace falta que dé explicaciones acerca del destino del dinero: con que cumpla en tiempo y forma con los tiempos de cancelación, es suficiente. De todos modos, es bueno tener en cuenta que en cualquier momento tras el primer año de pago se puede acudir a amortización a solo el 0,25% del importe pedido. Los inversores particulares realizan toda la gestión en forma anónima y confidencial: solamente el beneficiario sabrá que ha solicitado el dinero, no obstante, la operación de capital queda registrada por motivos fiscales. Su seguridad se resguarda mediante la firma de un contrato. Este documento se hace en una oficina notarial perteneciente a la ciudad del cliente, y debe ser firmado por las dos partes intervinientes.

Legalidad del capital privado

Además de esta operación, es importante destacar que los préstamos entre particulares se encuentran controlados por un haz de normas legales. España, ante el aumento del espectro de personas que acudían a este tipo de financiación, determinó la puesta en vigencia de varias leyes que apuntan a resguardar al usuario del crédito y a la entidad que lo brinda. Así, el cliente entre otras cláusulas puede arrepentirse de firmar el contrato de capital sin sufrir penalización económica si se encuentra dentro de las dos primeras semanas después de la firma. En contrapartida, debe contratar un seguro para que, en caso de impago, no deje a su familia en riesgo de padecer un embargo.

Capital privado con asnef o sin nómina

Por otro lado, los créditos de capital pueden ser solicitados online por más ajustado que se encuentre el bolsillo del aspirante. No importa si figura como moroso en RAI o Asnef, o si aparece en algún otro listado de impagados, si está en paro; tampoco, si es incapaz de explicar como gana su dinero o tiene una nómina poco limpia. Un salario bajo, ausencia de avales, ninguna de estas circunstancias es motivo de denegación del efectivo. Simplemente, porque el servicio nace con el objetivo de brindar opciones en financiación a aquellas capas de la población que normalmente, debido a su condición económica, no puede conseguir dinero prestado.

¿Cómo conseguir capital?

En primer lugar, para conseguir un préstamos de capital, no es necesario acudir a ningún domicilio físico, porque el dinero se pide por teléfono o vía web. Si el cliente desea contactar con un operador, debe llamar al 93 013 04 16 y será atendido enseguida. La otra forma es con el completamiento de una solicitud online. Es muy fácil, el usuario tiene que ingresar número de documento, nombre completo, dirección y un número de teléfono. También debe incluir la cantidad y plazos que necesita; luego envía la solicitud para que un inversor responda. En pocos minutos los prestamistas dan el siguiente paso y piden la documentación, que es bien poca. El último paso consiste en la signatura del contrato, para que sea depositado el dinero en la cuenta bancaria de siempre.

Costes e intereses del capital

Seguramente quien esté interesado en conseguir financiación en capital, quiera saber a qué costo. Pues bien, los importes de intereses, comisiones y gastos de apertura son variables, y se estipulan de acuerdo a las características de la deuda. Es decir que dependen de la cantidad de dinero demandada y el lapso de tiempo en que será devuelta. El cliente los conocerá, no obstante, antes de firmar el contrato, lo que garantiza la transparencia del acuerdo. Cuando ingresa la solicitud, puede utilizar un software sencillo que calcula de manera inmediata todos los gravámenes del préstamo de capital. A veces las TAEs son más altas en estos préstamos que en los ofrecidos por los bancos, pero en contrapartida, presentan menos requisitos.

El capital aspira a entregar en manos del consumidor una herramienta poderosa: financiación simple, expeditiva y suficiente para cubrir cualquier imprevisto. En estos tiempos de necesidad, tapar deudas muchas veces no es posible solamente con el salario fijo mensual. Para esos casos, e incluso para otros más graves, está la alternativa de tener dinero en mano en el mismo día en que se solicita, y pagarlo con un plan asequible. La transacción se halla al alcance de cualquier persona que viva en el país, ya que se opera a nivel nacional.

Solicitar préstamo

¡Comprueba ahora si podemos
concedértelo!

Déjanos aquí tus datos de contacto:

Últimas noticias

  • Préstamos de capital privado
    Primero, debemos definir qué es lo que se debe entender por préstamos de capital privado. Es un concepto realmente sencillo ...
    Leer más
  • Capital privado urgente
    Toda persona en algún momento de su vida paso por momentos difíciles en lo que a economía se refiere, estar ante ese tipo de situaciones nos hace tener que recurrir a conseguir un préstamo de capital privado urgente ...
    Leer más
  • Capital privado empresas
    El capital privado para empresas se utiliza en aquellas situaciones de falta de liquidez empresarial. Hoy en día, muchas empresas se ven limitadas ...
    Leer más
  • Dinero Privado
    Dinero privado es servicio para los que necesiten una prestación con características más flexibles y que se ajusten a su caso particular ...
    Leer más